Una correcta poda de árboles urbanos

Una correcta poda de árboles urbanos

Una correcta poda de árboles urbanos

La poda de árboles urbanos consiste en la eliminación de ciertas ramificaciones cuyo objetivo es mantener la buena salud del árbol logrando gracias a esta técnica que estos lleven a cabo un desarrollo más fuerte, mejorando su floración y follaje.

A su vez, la poda es considerada una técnica de prevención ante plagas y enfermedades derivadas de un mal mantenimiento. Cada árbol exige de un tipo de poda diferente, según necesidades  específicas y objetivo concreto. En el mundo agrícola es una técnica muy común, ya que, los árboles frutales necesitan de este proceso para incrementar el rendimiento del árbol y calidad de sus frutos.

Con la correcta poda de árboles frutales se obtienen frutos de gran calidad. O lo que es lo mismo, una producción óptima está íntimamente relacionada con una correcta poda. También es una práctica habitual en jardinería, cuyo objetivo en este caso, es conseguir una estructura arbórea meramente estética a través de una adecuada poda de árboles ornamentales.

Cuando la poda la realiza personal cualificado tenemos la garantía que los árboles no sufrirán ningún tipo de daños secundarios.

La poda de árboles está destinada a solucionar conflictos con la menor intervención posible.

En esta ocasión, hablaremos de la poda de árboles urbanos. Tanto grandes ciudades como pequeños municipios cuentan en sus calles, avenidas y parques con infinidad de árboles. Este arbolado urbano no sólo aporta espacios con sombra o colorido al asfalto urbano, sino que, son un elemento esencial para las ciudades. Estos son necesarios para nuestra salud, aportando numerosos beneficios como:

  • Mejorar la calidad del aire gracias a que reducen los niveles de dióxido de carbono.
  • Son extraordinarios filtros para la contaminación y las pequeñas partículas.
  • Aumentan la biodiversidad urbana.
  • Disminuyen la velocidad del viento.
  • Mejoran nuestra salud física y mental gracias a las áreas verdes, etc…
Una correcta poda de árboles urbanos

En la actualidad, se busca que las ciudades sean ambientalmente más sostenibles gracias a una infraestructura verde bien planificada y para ello, los árboles urbanos son necesarios así como su correcto mantenimiento.

Entre los objetivos de la poda de árboles urbanos se encuentra la necesidad de buscar un punto de equilibrio entre el arbolado y las infraestructuras.

El problema en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona es que existen árboles que fueron plantados mediante una incorrecta planificación y proyección. Estos árboles a medida que han ido creciendo encuentran diversas interferencias como cableados eléctricos, edificios colindantes, o incluso, pueden generar conflictos ya que pueden llegar a tapar señalizaciones de manera parcial o total, importantes tanto para el tránsito de vehículos como para el tránsito de peatones.

Gracias a una buena praxis de poda disminuirán estos problemas consiguiendo la convivencia entre los obstáculos propios de una urbe y el arbolado urbano.

En el caso de la poda de árboles urbanos el objetivo es conseguir mejorar una mayor cantidad de beneficios ambientales, sociales y psicológicos.

En líneas generales se realizan tres tipos de poda de árboles diferentes en el arbolado urbano:

  • Poda de formación (es la poda de árboles jóvenes).
  • Poda de mantenimiento (aquella que se realiza en árboles adultos para mejorar su salud).
  • La poda mayor (tipo de poda excepcional que se realiza en árboles adultos que han tenido un crecimiento incorrecto y requiere una poda “más drástica”).

Cuando realizamos la poda en ejemplares jóvenes, ya que las “heridas” producidas por esta técnica siempre serán de menor diámetro que en un árbol adulto.

Tenemos que tener mucho cuidado para no hacer un abuso de poda urbana.

Sin embargo, una poda excesiva de árboles puede llegar a generar daños irreparables e irreversibles en la salud de los mismos. Esta poda errónea puede traer graves consecuencias como debilitamiento de sus ramas y tronco, desequilibrio en su copa, crecimiento desigual, así como mayor exposición a ataques externos de insectos, plagas o enfermedades. Por todo ello, es imprescindible que la poda de cualquier árbol, en este caso, la poda de árboles urbanos se lleve a cabo por podadores profesionales como los que tenemos en Ajardina, los cuales conocen las necesidades y biología de la especie a tratar así como las normas de seguridad necesarias en estos casos.



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies