¿Conoces la importancia de la poda de árboles frutales?

Poda de árboles frutales

¿Conoces la importancia de la poda de árboles frutales?

La finalidad de cualquier poda de árboles frutales es conservar en buen estado y mantener la buena salud de árboles y arbustos.

Mejorar su floración y la belleza de su follaje favoreciendo de esa manera los brotes vigorosos, así como, dominar, dar volumen y forma esto, sobretodo, a la hora de realizar la poda de árboles ornamentales.

La labor de poda de todos los árboles frutales Otra finalidad. La búsqueda del equilibrio entre el vigor y la productividad de forma que se obtenga una producción óptima.

El objetivo prioritario de la poda de árboles frutales es facilitar y acelerar su fructificación, modificando la corriente de savia así como la disposición de sus ramas.

El objetivo del arreglo de este tipo de árboles es la obtención de frutos de gran tamaño y calidad.

En líneas generales, se podría decir que el mejor momento para podar árboles frutales es tras el periodo de reposo. El final del invierno, justo antes de la brotación primaveral como es el caso de la poda de frutales como el cerezo, ciruelo o el albaricoque, entre otros.

Si se realiza en esta época, las heridas que puedan haber sufrido con la poda podrán cicatrizar rápidamente antes de que aparezcan las primeras hojas.

Iniciar la primavera en buen estado minimiza el riesgo de infección por hongos o virus.

Aunque existe un calendario de poda en árboles frutales, el cual varía según el tipo de árbol frutal. Varía en función de la floración y la época de dar frutos que cada uno de ellos tiene a lo largo del año.

Algunos árboles frutales como el níspero, la higuera o el aguacate tienen su  época de poda pasado los meses de calor. El otoño es la época ideal para realizar el trabajo.

Poda de árboles frutales

La poda que se realiza durante los meses de verano y otoño debe ser el pinzamiento los brotes más vigorosos. Una poda severa podría traer consecuencias negativas para el árbol y, consecuentemente, sus frutos.

Los frutales tienen su propio calendario de poda.

Asimismo la poda de árboles frutales se debe llevar a cabo desde el momento de la plantación. Tenemos que fomentar desde el principio un crecimiento correcto, por ello, debemos poner nuestros árboles frutales en manos profesionales.

Nuestro personal cualificado en Ajardina conoce las necesidades de cada árbol así como las 4 tipos de poda necesarias:

  • Formación.
  • Limpieza.
  • Fructificación.
  • Regeneración.

Esta última, mejor dejarla en manos profesionales.

El personal especializado sabrá sacarle el máximo partido a la planta y conseguirá dar una estructura abierta de ramas que crezcan horizontalmente consiguiendo el objetivo deseado: obtener unos frutos óptimos.



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies