Cuidados del abeto

Cuidados del abeto

Cuidados del abeto

El abeto es el nombre común de uno de los elementos naturales más característico de la decoración navideña junto con el muérdago.

Miles de hogares visten sus salones durante unos días con este singular árbol. Pero los cuidados del abeto, el árbol de Navidad por excelencia, debido a sus características concretas siempre deben dejarse en manos profesionales con experiencia tanto en coníferas como en ejemplares de grandes dimensiones como el abeto común (Abies alba). Prueba de ello, es la poda de altura de abetos.

El abeto es un árbol inmensamente resistente incluso a las fuertes heladas.

Es un género de árbol de la familia de las pináceas, dentro de las coníferas, las cuales comprenden más de cincuenta especies conocidas como abeto. Es originaria de las regiones montañosas de Europa, de hecho, es una especie abundante en los Pirineos. En los últimos años ha aumentado su presencia en la Península ibérica, puesto que, se han repoblado con esta especie áreas de la Comunidad Foral de Navarra y la cornisa cantábrica.

Características y cuidados de los abetos.

Las características de esta conífera son: hojas brillantes y perennes en forma de aguja, porte piramidal, dimensiones abismales cuya altura oscila entre los diez y los ochenta metros, diámetro del tronco imponente. En condiciones óptimas para su bienestar puede ser muy longevo, además de ser una especie fuerte y resistente incluso a temperaturas extremas.

Dentro de los cuidados del abeto se encuentra la poda de altura debido a sus majestuosas dimensiones en su etapa adulta.

El riego frecuente, el abono orgánico y la poda son cuidados fundamentales del abeto.

Es fundamental que la tierra siempre esté siempre húmeda tanto si está plantado en maceta en el interior del hogar como si está ubicado en el jardín. Si durante estos días de Navidad se encuentra en zona de interior es conveniente regarlo cada tres o cuatro días, además de pulverizar sus hojas a menudo para contrarrestar la falta de humedad en el ambiente, ya que, su hábitat natural son zonas con un grado alto de humedad ambiental por frecuentes lluvias. Además si su hábitat durante las fechas navideñas es en interiores, debe estar alejado de fuentes de calor como chimeneas, radiadores o estufas. Por todo ello, sin duda, lo más conveniente es que se encuentre plantado en el exterior con tierra rica en materia orgánica.

Poda del abeto.

Como hemos mencionado anteriormente, los abetos pertenecen a la familia de las coníferas. En líneas generales la poda de las coníferas deben ser ejecutarse desde finales de invierno hasta principios de primavera. De esta manera, se eliminan aquellas ramas secas o quebradizas para dar paso en primavera a ramas nuevas y saludables.

Los requisitos específicos de las coníferas a la hora de podarlas deben hacer considerar al propietario contratar una empresa profesional de poda de árboles para no poner en riesgo ni al abeto ni a los espacios o elementos colindantes.

Las herramientas a utilizar para la poda del abeto son fundamentales. Siempre debe basarse la elección en el tamaño de las ramas a podar desde la cuchilla curva hasta la sierra de poda o las tijeras podadoras convencionales. Asimismo todas estas herramientas de poda deben ser desinfectadas antes de dar inicio el trabajo, ayudando a prevenir la dispersión de cualquier infección por hongo, plaga o elemento contaminante.​



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies