Cómo pueden afectar a los árboles el cambio climático y las plagas

Cómo pueden afectar a los árboles el cambio climático y las plagas

Cómo pueden afectar a los árboles el cambio climático y las plagas

Se define como tala de árboles a la operación de cortar el árbol desde su base con el fin de derribarlo.

Este tipo de trabajo puede ser peligroso y requiere técnicas avanzadas de tala de árboles así como conocimientos en la materia. Además se deben aplicar todas las medidas de seguridad necesarias y obligadas para mantener tanto al personal a salvo como su área circundante.

Como ya hemos mencionado con anterioridad desde Ajardina, la tala de árboles solo debe llevarse a cabo por motivos muy específicos. Sin ninguna duda, esta siempre debe considerarse como la última opción a tomar.

Un crecimiento incorrecto en el que una poda correctiva no sea efectiva, un árbol en mal estado, deteriorado o enfermo, así como árboles en el que el estado de sus raíces provoquen inestabilidad o rotura del suelo, como ocurre sobretodo en grandes ciudades como Madrid o Barcelona son las causas principales para realizar la tala.

La tala por enfermedad o por necesidad se ha proliferado estos últimos años en gran medida por el cambio climático. Este amenaza tanto los bosques (una pieza clave del engranaje ambiental) como al resto de árboles ya que tanto árboles urbanos, frutales u ornamentales requieren de más cuidados para paliar la sequía.

Una meteorología tan adversa para el conjunto de los árboles provoca en ellos estrés por déficit hídrico debido a la escasez de agua en el ambiente, disminución de las defensas y, por tanto, la proliferación de toda serie de organismos dañinos para la salud del árbol como hongos, virus, defoliadores y perforadores, entre otros.

Este tipo de organismos oportunistas nocivos traen, en muchos casos, la muerte tras su paso por árboles y arbustos.

Las plagas forestales causan un importante impacto ecológico, social y económico.

Las plagas son agentes externos que causan daños de tipo fisiológico o mecánico a los árboles como:

  • Disminución en el crecimiento.
  • Debilitamiento e incluso la muerte del árbol.

Algunas de las plagas más conocidas son:

  • Los escolitinos.
  • Oruga procesionaria.
  • Polilla china.
  • Etc…

La polilla china tiene un gran poder mortífero en apenas unas pocas semanas.

Estas tenían limitaciones de actuación por la temperatura, el incremento global del termómetro ha favorecido su proliferación, ya que algunas especies en la actualidad pueden completar varios ciclos reproductivos siempre y cuando las temperaturas no sean excesivamente gélidas, aumentando su incidencia y virulencia.

Mención especial merece la oruga procesionaria, la cual depende en gran parte de la temperatura para su desarrollo,

Estas tenían limitaciones de actuación por la temperatura, el incremento global del termómetro ha favorecido su proliferación, ya que algunas especies en la actualidad pueden completar varios ciclos reproductivos siempre y cuando las temperaturas no sean excesivamente gélidas, aumentando su incidencia y virulencia. Mención especial merece la oruga procesionaria, la cual depende en gran parte de la temperatura para su desarrollo, resultando favorecida gracias al incremento del termómetro lo que ha llevado a que sus poblaciones se estén expandiendo en altitud y latitud siendo cada vez más letal para el árbol. La unión de especies dañinas junto con condiciones climáticas favorables para estas puede traer consigo la muerte de árboles, siendo la tala la única opción. Asimismo la poda de árboles realizada por manos no profesionales también puede derivar en la muerte del árbol. En ocasiones, cualquiera puede creer que la poda de un árbol es una tarea fácil lo que suele llevar a una poda drástica. Esta trae consigo un envejecimiento prematuro del árbol, alteraciones estructurales y biomecánicas, aspecto senil, en consecuencia, el árbol entra en un proceso degenerativo cuya única opción es la tala. Por tanto, sólo personal cualificado y experimentado puede valorar si un árbol debe ser tratado ante una plaga, una poda drástica, un crecimiento peligroso etc... o , por el contrario, debe ser talado. Desde Ajardina nuestros profesionales ofrecen la mejor alternativa tanto para el árbol como para el cliente, apostando siempre por el cuidado de la naturaleza.

resultando favorecida gracias al incremento del termómetro lo que ha llevado a que sus poblaciones se estén expandiendo en altitud y latitud siendo cada vez más letal para el árbol.

La unión de especies dañinas junto con condiciones climáticas favorables para estas puede traer consigo la muerte de árboles, siendo la tala la única opción.

Asimismo la poda de árboles realizada por manos no profesionales también puede derivar en la muerte del árbol.

En ocasiones, cualquiera puede creer que la poda de un árbol es una tarea fácil lo que suele llevar a una poda drástica.

Esta trae consigo un envejecimiento prematuro del árbol, alteraciones estructurales y biomecánicas, aspecto senil, en consecuencia, el árbol entra en un proceso degenerativo cuya única opción es la tala.

Por tanto, sólo personal cualificado y experimentado puede valorar si un árbol debe ser tratado ante una plaga, una poda drástica, un crecimiento peligroso etc… o , por el contrario, debe ser talado.

Desde Ajardina nuestros profesionales ofrecen la mejor alternativa tanto para el árbol como para el cliente, apostando siempre por el cuidado de la naturaleza.



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies